viernes, 23 de enero de 2015

Caracoles en salsa



Buenos días a todos,

Hoy os traigo una receta casera y que ha pasado de manos desde mi bisabuela a mi abuela, de mi abuela a mi madre y de mi madre ahora me ha llegado a mí.
Es un poco laboriosa pero el resultado es muy rico.
Como siempre, espero que os guste.



Ingredientes.-

  • Dos kilos de caracoles
  • Una cebolla grande
  • Un tomate grande maduro
  • Un hueso de jamón de caña
  • Tres hojas de laurel
  • Tres cucharadas de pimentón dulce
  • Una guindilla
  • Una pastilla de caldo de pollo
  • Aceite de oliva
  • Agua
  • Hierbabuena

Preparación.-

  1. Vamos con los caracoles.. ¿los habéis comprado ya limpios? Entonces nos ahorramos unos cuantos pasos, si no es así, como es mi caso, comenzamos un poco antes.
  2. El otro día me trajo mi padre unos caracoles recién cogidos, están muy buenos pero llevan más trabajo. Os cuento cómo limpiarlos y a continuación vamos con la receta, ¿de acuerdo?
  3. Lo primero a destacar en los caracoles, es que se “purguen”, para ello, los dejaremos unos días en una malla con unas ramitas de romero para que vayan soltando toda la porquería que les pueda quedar dentro.
  4. En segundo lugar, ponemos los caracoles en un barreño con agua y que cubra bien, así soltarán todas las impurezas que puedan llevar, por ejemplo restos de hierba o palitos…
  5. Es un primer lavado por lo que los “chuchos” se meterán hacia dentro, no os preocupéis, ya los sacarán, jejejeje.
  6. Los lavaremos varias veces, restregándolos unos con otros, suavemente, para que no se rompan las conchas pero para que salte cualquier cosa que lleven pegado.
  7. Los escurrimos, y ahora los pondremos en una olla con tapa, los cubrimos con agua otra vez y le ponemos la tapa. Los dejaremos al sol un par de horas más o menos, o el tiempo necesario para que saquen los chuchos al calorcito y por supuesto, se ahoguen.
  8. Cuando ya estén, los escurrimos bien.
  9. Vamos ahora con la receta en sí.
  10. Lo primero que tenemos que hacer es picar la cebolla en cuadraditos pequeños.
  11. En una sartén ponemos una chorro de aceite y dejamos calentar.
  12. Mientras rallamos el tomate maduro.
  13. A continuación ponemos la cebolla picada en la sartén y dejamos que vaya sofriendo sin que coja color.
  14. Ahora añadiremos el tomate rallado y un poco de sal y sofreímos bien.
  15. Cuando tengamos hecho el sofrito, reservamos.
  16. En una olla, que será en la que cocinemos los caracoles, ponemos el laurel, el hueso de jamón, el caldo de pollo (una pastilla), la guindilla y el pimentón.
  17. Añadimos el sofrito que habíamos reservado.
  18. Añadimos agua y ponemos a calentar.
  19. Añadimos un buen puñadito de hierbabuena picada.
  20. Damos unas cuantas vueltas y dejamos cocer junto por una media hora.
  21. A la media hora que esté hirviendo, añadimos los caracoles.
  22. Cocerá todo junto durante una hora aproximadamente.
  23. Podemos comerlos calientes o fríos, como más os gusten.
  24. A disfrutar.



 





2 comentarios:

  1. Hay mucha gente reacia a comer estos moluscos pero en mi casa desde bien pequeños tenemos la costumbre, de hecho nos peleamos por coger los mas gordos o si ya quedan pocos en la cazuela nos los sorteamos o vamos al que mas rápido los pille, es todo un ritual en el que disfrutamos mucho.
    Yo también los hago mucho y mi receta es bastante parecida a la tuya, échale un vistazo a ver que te parece:
    http://lacajitadenieveselena.blogspot.com.es/2013/11/caracoles-en-salsa.html
    Besos y buen finde.
    Nieves

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nieves, en casa también nos los vamos repartiendo aunque viene siendo el que lo coja pa él, jajajaja, un beso enorme.

      Eliminar

Anímate a comentar lo que quieras, no seas tímido, estás en familia.