sábado, 25 de enero de 2014

Pisto con bacalao y bacalao al pil pil. Aprovechando los restos.

Buenos días,
Hoy os traigo una doble receta.
Os cuento la historia y así lo entendéis.
Quería hacer pisto con bacalao para mi marido y mi pequeño, la verdad es que tenía tres trozos grandes y una bolsa de bacalao congelado de trozos en punto de sal. Y pensé que para el pisto, ese bacalao le iría genial, pero cuando freí el bacalao de la bolsa me di cuenta que era mucho, por lo que el bacalao en trozos que ya tenía desalando lo tendría que freír.

No me enrollo más, os cuento la receta.

  • 6 tomates maduros
  • Un bote de 300grs de tomate triturado
  • Una bolsa de trozos de bacalao en punto de sal (yo lo compro en Mercadona)
  • 3 trozos de bacalao salado
  • Aceite de oliva
  • Sal
El día de antes de hacer la receta, poned a desalar el bacalao (los  tres trozos)



Rallad los tomates que tenéis maduros (yo aproveché seis que tenía que habían madurado de más para la ensalada) y como eran pocos, le añadí un bote de tomate triturado.



Freíd los trozos de bacalao en punto de sal y una vez fritos, sacad un par de cucharadas de ese aceite para ponerlo a calentar y freír el tomate.



Cuando el tomate está a medio freír, añadid la sal y para corregir la acidez un par de cucharadas de azúcar (pequeñas), id probándolo y así iréis viendo como se queda de sabor.
Después añadid el bacalao ya frito al tomate y dejadlo hervir un rato, como una media hora, para que se mezclen los sabores.


 
Servid el pisto con bacalao con pasta, arroz blanco, huevo frito, etc... Sale un plato redondo.

Vamos con la segunda parte.

Como tenía un poco más de bacalao que no había utilizado y ya estaba desalado, he aprovechado el aceite de freír el bacalao y lo he puesto ahí para freírlo también.



Al freír  mucho bacalao dentro, ha dejado toda la gelatina en el aceite, así que una vez sacado el pescado del aceite, se quita del fuego para que no siga aumentando la temperatura y con una varilla se empieza a batir con fuerza, poco a poco, la gelatina, se irá unificando con el aceite hasta conseguir una crema suave.



Tenemos nuestro pil pil propio aprovechando los restos del aceite.
Deciros que no es un pil pil como tal, ya que el pil pil lleva ajos y guindilla y éste no los lleva.
Echad el pil pil por encima del bacalao y comedlo caliente.



A disfrutar.










No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate a comentar lo que quieras, no seas tímido, estás en familia.